¿Qué Hacemos?

25.2 está constituido por un Equipo Técnico Multidisciplinar debidamente cualificado que presta asistencia a los internos del centro penitenciario.

Desde 25.2 queremos contribuir para conseguir un correcto desarrollo en lo que respecta al principio de reinserción y reeducación. 25.2 cree en la idea de que es posible conseguir una sociedad mejor y más justa, y eso se puede obtener a través de los múltiples servicios que podemos prestar a la población reclusa gracias a un Equipo Técnico formado por:

- Jurista especializado en la ejecución penal, también llamado derecho penitenciario. Es es el encargado de estudiar la información jurídica del interno. Su función es esencial para nuestro cometido: representar al interno frente a la Administración Penitenciaria y Tribunales mediante la interposición de escritos, quejas y recursos en beneficio de los intereses y derechos del preso.

- Criminóloga: Es la profesional que se encarga del estudio de la delincuencia, su prevención y tratamiento, a través de la disciplina de la criminología. Ésta se conforma por diferentes teorías, paradigmas y elementos propios de ella como también de la sociología, la psicología, la medicina forense, el derecho, la antropología. Será sumamente importante para evitar la reiteración delictiva en el preso.

-Educadora Social. Como técnica en materias sociales, es un buena conocedora de los diferentes entornos que constituyen la sociedad. Su labor de asesoramiento personal tanto de temas penitenciarios como extrapenitenciarios, y sus conocimientos en orientación laboral forman una pieza clave y necesaria en la puesta en escena e integración del penado para conseguir su correcta vuelta a la normalidad cotidiana.

-Trabajador Social. Como agente social que es, en cualquier proceso de reeducación y reinserción colabora de forma activa el Trabajador Social. Conectado siempre con el Equipo Técnico, su función es la de contribuir positivamente en el proceso de reeducación y reinserción del interno.

-Psicólogo. Actualmente, la figura del psicólogo está totalmente integrada en la Administración. Sus opiniones y sus estudios son harto necesarios y útiles para un mejor conocimiento de las personas en el entorno en que se mueven. Es por eso que resulta imprescindible disponer de un psicólogo para saber en todo momento cuál es el estado de ánimo de los internos, y para poder ofrecer una información alternativa a la que dispone el centro penitenciario.

-Pedagoga. Dentro del campo de la docencia el pedagogo tiene un protagonismo indudable. Gracias a la pedagogía, nos aseguramos que los métodos y técnicas de aprendizaje funcionen correctamente y que gracias a ellos, el interno pueda tener más facilidades para una correcta comprensión educativa académica.

-Maestro. La posibilidad de aprender y de continuar con la formación académica es un camino necesario y útil para una correcta reinserción y reeducación. En ese lento camino, el docente juega un papel clave para conseguir la titulación a la que se aspira. Los internos tendrán a su alcance la ayuda y colaboración de un profesor, que les orientará cada ver que ellos lo necesiten.

quehacemos